Alcohol, drogas y (falsa) diversión


A menudo enfatizas que nunca has tomado drogas.

Sí, y suelo añadir que nunca bebí ni fumé. Creo que es necesario expresar lo que le ocurre a una mayoría silenciosa. El consumo de sustancias para sentir alegría es propio de una minoría de enfermos emocionales. No es un juicio moral. Cada uno hace lo que puede. Tampoco estoy diciendo que yo no soy un enfermo emocional. Todos lo somos, en diverso grado.

Pero las personas que toman sustancias a veces alardean de ello.

Sí, y ridiculizan a los que no las toman. En realidad, están recurriendo a un viejo ritual. Hace miles de años, el hombre primitivo cobró conciencia de que el sol se ocultaba. Esto hoy nos parece una tontería, pero imagina por un momento que no eres consciente de ello, y que un buen día te das cuenta de que el sol, fuente de vida, se pierde en el horizonte. Entonces, pasar la noche despierto esperando a que el sol salga de nuevo es un acto de valentía.

¿Dónde está la diversión en eso?

La diversión primitiva consiste en demostrar vida. Muestras a los demás que la muerte no puede contigo. La oscuridad es muerte. Bien, encendamos hogueras, bebamos y comamos, cantemos y bailemos hasta que el sol vuelva a salir. Cuantos más miedos primitivos albergas, tanto más necesitas efectuar esa clase de rituales.

¿Tomar sustancias entonces es también una forma de ganar vida?

Fumar, beber o tomar drogas son actos que golpean a tu cuerpo, el cual moviliza una enorme cantidad de energía para liberarse de esos tóxicos. Sentir esa vitalidad aumentada es la esencia de la diversión primitiva. Por cierto, tener sexo es una parte importante en ese proceso de recolectar vitalidad. Derrotas a la muerte con el acto generador de vida.

Entiendo que por eso noche, sexo, alcohol y drogas están asociados en nuestra psique.

Indisolublemente asociados. Y lo mismo ocurre en aniversarios, bodas y fiestas navideñas. Estas fechas nos recuerdan que el tiempo pasa y que se acerca la calavera. No te das cuenta de forma consciente, pero los estratos más primitivos de tu psique sienten terror. Por eso surge la necesidad de rodearnos de símbolos de vida: alimentos especialmente fuertes, dañinos y pesados, bebidas alcohólicas, regalos, velas y luces de todo tipo, y esa obligación tácita de "mostrar alegría".

No somos generalmente conscientes de todo esto.

No, y a esa inconsciencia lo denominamos "pasarlo bien".

Pero todo esto es normal.

Y muy legítimo. Somos humanos.

Sin embargo, dices que es conveniente recordar los orígenes de esas acciones.

Sí, porque pone las cosas en su sitio. No te diviertes porque eres guay, sino porque tienes miedo. Y además están las heridas de la infancia. De forma casi matemática, las personas más dañadas son las que usarán un dopaje más extremo, con la finalidad de escapar de su dolor interno. Esto incluye muchas veces, por desgracia, burlarse de las personas que simplemente no necesitan esas cosas.

La burla es parte de la diversión de algunas personas.

Para ellos es imprescindible ahuyentar a las personas que no participan del ritual. Si no participas, te conviertes de inmediato en un recordatorio de la muerte. ¡Hay que alejar eso rápidamente! Por eso la minoría de personas que necesita tanto estímulo para sentir alegría se ríe de todos aquellos que no comparten el mismo doping.

¿Por qué esta clase de diversión comienza en la adolescencia?

Porque en la adolescencia comienzas a expresar lo que tus padres han vertido sobre ti durante tu infancia. En algunos casos te han llenado de basura emocional. Son los padres los responsables de esto, pero te culpan a ti. Comienzas a sentirte mal por dentro. Notas que la alegría infantil se termina, y emerge "el otro lado". La noche se convierte en el símbolo perfecto de ese otro lado para muchos jóvenes heridos.

¿No es normal que un adolescente quiera explorar ese otro lado?

Sí, es normal cuando haces eso durante unos meses, disfrutas de esa inconsciencia y luego descubres que es una estupidez. Pero cuando necesitas salir por la noche durante diez o quince años, definitivamente tienes un problema. Estás compensando heridas internas graves.

Las personas que no sienten esa necesidad son entonces la mayoría.

La mayoría de las personas se divierte sin necesidad de tomar sustancias. ¡Y desde luego no necesitan vigilar la salida del sol! A veces juzgamos el mundo según el ruido que surge de las redes sociales, y esa es una forma muy sesgada de ver la realidad. Son los enfermos emocionales los que hacen más ruido, precisamente para evitar escuchar el llanto de su niño interior herido.




• Comprar en Amazon

"Verdades Incómodas Que Liberan El Alma - Una gloriosa deconstrucción de la posmodernidad. Este libro contiene el tratado de nutrición más revolucionario, el ensayo sobre medicina más esclarecedor, los capítulos sobre sexo, pareja, crianza, feminismo y LGTB más lúcidos, y los apartados sobre política y espiritualidad más hilarantes que yo he leído en toda mi vida" - Jason Adams

"Muchas gracias Gunther por la belleza de tu entrega en todos los sentidos. Me gusta mucho tu bello y espiritual trabajo, [...] es una mezcla sutil entre el Espíritu y la materia." - Raquel Torrent

"Tiene esa extraña fuerza de los libros inspirados. Verdades Incómodas Que Liberan El Alma es desde su nacimiento un auténtico clásico de la espiritualidad. Mi más sincera enhorabuena." - Robert Collins

“Para los que todavía no hayan leído el libro: Verdades Incómodas Que Liberan El Alma es la más valiente, lúcida e hilarante radiografía de la posmodernidad jamás escrita.” - Karl R. Weber

"Gracias Gunther por compartir tu testimonio tan vital, tan intenso y entregado. Admiro tu humildad y tu coraje para seguir adelante pese a todos los contratiempos de la vida. Encantado de explorar posibles líneas de colaboración, sobre todo habida cuenta de que compartimos el mismo ideal de promover la unión de las fuerzas de la fe, las fuerzas de la esperanza." - Koldo Aldai

“Una demolición de la New Age que cambiará profundamente tu visión del mundo. Bajo la forma obscena o mal hablada, Gunther es el ser más sabio, tierno y compasivo que conozco. Imposible no amarlo después de leerlo." - Mariah Rodríguez

"Hola Gunther, agradable sorpresa conocerte, muy bueno lo que posteas. Resueno mucho con todo lo que escribes. Me gusta también cómo matizas con el humor. En algún momento quisiera publicar algo tuyo en mi sitio (con tu autorización por supuesto y con links a tu mail y blog)." - Alejandro Christian Luna

"Este blog es de una persona que parece haber sufrido una transformación en todos sus aspectos vivenciales. Cuando leo la historia de Gunther Emde veo la metamorfosis de la mariposa, sólo que no alcanzo a adivinar en qué estadio se encuentra. Su camino es suyo y sus obstáculos también, así que cada tropiezo le hizo crecer y tal vez comprender. Dicen que somos nosotros mismos quienes nos ponemos las pruebas y él parece haber pasado por algunas muy duras como para verse sacudido. Los seres humanos como él, que parecen encontrar el sentido de su vida a través del sufrimiento son una baliza en este mar de inconsciencia, y si a eso sumamos la elocuencia a la hora de transmitir sus experiencias mejor aún, ya que nos puede ayudar a despertar a muchos." - Lorenzo Durán

"¡Veo que tu trabajo es magnífico! Eso no quiere decir que el mundo lo vea, como sabes, pero sí aquellos que están en camino, cerca de ti. Enhorabuena por tu completa honestidad." - Carlos de Vilanova


• Comprar en Amazon

"Estimado Gunther, no me extraña que recibas muchas felicitaciones, por supuesto tienes mi permiso para publicar la frase que quieras del email. [...] un abrazo fraterno." - Cristóbal Cervantes"

"Gracias Gunther por tu trabajo. Me parece muy interesante lo que planteas." - Gregorio Dávila

"[...] Un revulsivo tan necesario como hermoso." - Lucía Peralta

"Gunther es como un salvaje que te encuentras en la jungla, sucio, feo y brutote. Pero inocente y puro como un niño que sólo saber decir la verdad." - Pedro Rosalía

"Verdades Incómodas Que Liberan El Alma es el Tao del siglo XXI." - Sarah Medina

"Consigue que comprendamos temas muy elevados, complejos o decididamente extraños, gracias a unos diálogos hilarantes. Aún así, este no es un libro fácil. Es una obra para personas cultas e iniciadas en la espiritualidad." - Juan Lera

"Verdades Incómodas Que Liberan El Alma es el terremoto más devastador del siglo. [...] Al pan, pan, y al vino, vino. Le duela a quien le duela. Refrescante leer algo así en los tiempos de ñoñería que corren" - Luisa Menéndez

"Poesía en estado crudo" - Sebastián Maestrazgo

"Gracias por ayudarme a mejorar mi salud de forma tan sencilla y directa, Gunther" - Sonia Méndez

"El libro ya forma parte de mi vida. Simplemente lo mejor que he leído. Sin falsas esperanzas, sin promesas de sanación instantánea, todo perfectamente serio y bien reflexionado, un gran trabajo" - Marcos Laso

"Brutal libro Gunther, estoy en shock todavía, jejeje" - María Rodrigo

"¡Gunther, prepara el paraguas! Van a lloverte críticas por todas partes, ya que tocas todos los temas, es decir todos los refugios, como bien dices! Algunas personas no van a tolerar que les desmontes su castillo de arena! Mi más sincera enhorabuena. - Mario Ramírez

"Recuerdo haber leído a Gunther con gran interés durante varios años, en sus diversos blogs y libros. Me alegro de que su aventura continúe. He comprado Verdades Incómodas Que Liberan El Alma, y lo recomiendo encarecidamente a todas las personas que anhelen información verdadera, directa y fácil de comprender" - Antonio Bueno

"Vuelvo a encontrarte!! Realmente curioso tu periplo por Internet, y alucinante tu poder para ayudar a personas enfermas o en crisis, te felicito por ello. Cinco estrellas!!" - Ainoa Suñé

"Me he reído tanto!! No sólo desmontas la posmodernidad, es que además lo haces de una forma hilarante... Este es uno de esos libros que hay que tener en casa... Gracias!!" - Laura Casanova

"Para los que critican a Gunther por usar palabras gruesas: a mí no solo no me molesta, sino que me hace sentir más cerca. [...] Mil gracias Gunther por esa honestidad tan tremenda, hay que ser un valiente hoy en día para algo así." - John Mazzaratto

Si deseas compartir tu experiencia, escribe a guntheremde@gmail.com


• Comprar en Amazon

INICIO

ACERCA DE GUNTHER

UN ENCUENTRO CON GUNTHER

Facebook  Twitter

© by Gunther Emde / Aviso Legal